¿Recuerdas hace unos años se decía que valía más tener una buena agenda de contactos que un título universitario? El tiempo ha mantenido esta ecuación pero con un giro fundamental que ha cambiado totalmente el enfoque.

En las redes ya no vale tanto la cantidad de gente que conozcas, sino cuánta gente te conoce a ti. Y aunque puede parecer muy obvio pocos se ocupan de aprovechar de forma estratégica los contactos de sus redes sociales para que esto suceda. La mayoría simplemente se limitan a verlos como “personas que están allí”  y a compartir contenidos sin ningún enfoque.

Muchos se preguntan: ¿pero qué más puedo hacer aparte de esto? Te digo que es posible convertir a tu lista de contactos en potenciales clientes utilizando técnicas y desarrollando las habilidades básicas del marketing relacional. Y esto se logra con 2 PASOS muy sencillos.

Primero, evaluar, organizar y clasificar como un hábil estratega todos tus seguidores y contactos; y una vez hecho esto, el segundo paso es realizar acciones concretas dirigidas a POTENCIAR las relaciones con ellos de acuerdo a tus OBJETIVOS.

 

Ejercicio para identificar tu ranking de relaciones y como potenciarlo:

 

Mari Smith en el libro “Marketing Relacional” propone un ejercicio que a mí me ha resultado muy efectivo.  Consiste en mapear todos nuestros contactos actuales y potenciales en una serie de círculos concéntricos comenzando por aquellos que estén más próximos a nosotros y siguiendo hacia la periferia con la gente que aún no conocemos.

Según Smith, este círculo facilita la visualización de aquellas relaciones que deseamos pasar a un círculo diferente.
Veamos como identificar tu ranking de relaciones y como potenciarlo.

PASO 1: Identifica los 5 CÍRCULOS de relaciones

CÍRCULO 1

Íntimos: Son las personas con las que mantenemos contacto con más regularidad, en las que más confiamos para pedirles ayuda en momentos difíciles, les confiamos nuestros secretos más íntimos y podemos pasar vacaciones juntos.  En algunas personas estos requisitos sólo lo cumplen una o dos personas, y en algunos casos ninguna, pero independientemente de ello es importante escribirlo para avanzar en el ejercicio.

CÍRCULO 2

Amigos: Este círculo puede estar constituido tanto por contactos personales como profesionales. No serán tan próximas como las del círculo íntimo pero sí cercanos.  Lo ideal es que figuren sólo aquellos a quienes conocemos en persona  y apreciamos genuinamente.  Deberíamos saber más sobre ellos de lo que se comparte en un perfil social. En este círculo podríamos incluir entre 20 y 200 personas.

CÍRCULO 3

Contactos clave:  El tercer círculo está formado en su mayoría por contactos profesionales. Incluye personas que conocemos muy bien en el entorno profesional, pero casi nunca en el ámbito personal.   Algunos de ellos serán nuestros clientes más importantes y estarían dispuestos a hacernos un favor o prestarnos ayuda profesional como twittear una promoción nuestra, o escribir una crítica positiva en su blog sobre nuestro producto o servicio.  En este círculo debería estar gente a la que podamos dirigirnos con confianza en cualquier momento en línea o en persona para establecer una relación más profundo y moverlos a círculos más íntimos. Podríamos contar con pocas personas o 100 ó más,, dependiendo de nuestra destreza social.

CÍRCULO 4

Conocidos:  Se trata del círculo más externo de gente conocida. Este círculo incluirá a la mayoría de nuestros seguidores, amigos de las redes sociales, e incluso amigos de amigos. Deberían estar personas que aunque sepamos pocas cosas sobre ellos, seamos capaces de reconocer por su nombre o cara.  Sin embargo, también podrían estar personas: con quienes sólo hayamos hecho contacto online, que estén suscritos a nuestro blog o cuenta de correo,  que hayamos hecho negocios o sean clientes en la actualidad.  No es necesario escribirlos todos pero si los más importantes o por lo menos tener un estimado del número de personas de este círculo. Eventualmente se podría potenciar una relación y mover uno de estos contactos al círculo de amigos o contactos clave.

CÍRCULO 5

Comunidad en conjunto:  Es el círculo más exterior e incluye gente que aún no conocemos , es decir, nuestro mercado objetivo, clientes potenciales, gente que desearíamos añadir a nuestras redes sociales.  En ocasiones, este gran círculo podría proporcionarnos contactos claves, amigos, e incluso uno o dos amigos íntimos.